Software de facturación, contabilidad y TPV gratuito

Tipos de incentivos laborales con los que motivar a tu equipo | Visionwin

Tipos de incentivos laborales con los que motivar a tu equipo

Actualizado:

incentivos laborales

En un mundo empresarial altamente competitivo, mantener a tus empleados motivados y comprometidos es esencial para el crecimiento y la estabilidad de tu organización. Es por ello que cada vez más negocios recurren a los incentivos laborales para mejorar la productividad y mantener un ambiente de trabajo positivo.

Estas gratificaciones van más allá de la remuneración mensual; son herramientas que impulsan el crecimiento profesional de los empleados y fomentan su sentimiento de lealtad. Para aprovechar al máximo esta estrategia es fundamental comprender qué son y cuáles son los más comunes.

 

Beneficios de los incentivos laborales

Los incentivos laborales son una inversión para las empresas, puesto que reportan ventajas que superan el posible coste inicial. Apostar por ello se traduce en un equipo menos estresado, lo que, en última instancia, se refleja en un aumento de la productividad en el entorno de trabajo.

Además, fomentan una mayor motivación entre los empleados, algo crucial para mantener un alto rendimiento a lo largo de la jornada laboral. Para lograrlo, pueden proporcionarse ciertos estímulos que mantengan a los trabajadores activos y les permitan descansar cuando sea necesario, para luego abordar con eficacia tareas complejas o que requieran de un mayor esfuerzo.

Hay diversas estrategias para que un equipo esté motivado, como establecer objetivos SMART, delegar responsabilidades, fomentar la colaboración y ofrecer momentos de descanso para recuperar energías. Brindar espacios al aire libre, una sala de juegos, una cafetería o un gimnasio, darles la libertad de personalizar su espacio de trabajo, ya sea con música o con la decoración, contribuye a un mayor bienestar.

Otros incentivos que pueden plantearse son las salidas o reuniones fuera de la oficina, la contratación de seguros médicos a cargo de la empresa, planes de pensiones o apostar por mejorar la formación del personal, así como ofrecer días libres adicionales o permitir una mayor flexibilidad horaria. Las comisiones, las opciones de promoción interna y las bonificaciones también suelen dar buenos resultados.


Cómo elegir los mejores incentivos laborales

Lo más importante, a la hora de escoger los incentivos laborales para aplicar a cada organización, es conocer a los empleados para, de esta forma, poderles ofrecer aquellos que mejor encajen con su forma de vida.


Algunos trabajadores preferirán mejorar su retribución económica, mientras que otros escogerán incentivos no monetarios que les permitan equilibrar de mejor forma su vida laboral y personal. Para averiguarlo, te recomendamos preguntarles directamente a través de encuestas anónimas, con las que se sientan cómodos para expresar su criterio.


También es importante que, en lugar de elegir arbitrariamente el tipo de incentivos, cada persona decida los que mejor se ajusten a sus preferencias. Una vez que hayas implementado el plan de incentivos laborales, dedica tiempo a escuchar las opiniones de tus empleados para poder hacer las mejoras pertinentes y seguir impulsando las medidas que realmente mantengan al personal motivado.


Por último, debes saber que un reconocimiento monetario basado en logros, tiene como resultado una mayor atracción tanto de profesionales como de clientes. Y es que los salarios competitivos atraen a perfiles altamente cualificados, lo que aumentará la productividad de tu negocio, además de crear un sentido de lealtad en una plantilla que se sienta valorada y considere que recibe una compensación justa por su esfuerzo

Volver al inicio